BLOG "A CAMBIO DE NADA"

Quinta semana de rodaje

Quinta semana de rodaje

Cuando el sábado por la noche me senté a escribiros estas palabras, un sentimiento de nostalgia se apoderó de mí. La quinta semana de rodaje de la película que todo el equipo hemos vivido, ha dado el pistoletazo de llegada y nunca mejor dicho, al final de esta experiencia que estoy compartiendo con todos vosotros. En poco más de una semana mi rutina volverá a cambiar. Os andaré informando de otras cosas que nos pasen por aquí pero no con las historias de cada día que llevo viviendo 28 días (Y no es la menstruación ni un conocido programa de televisión) Es sin duda una de las mejores experiencias que he tenido hasta ahora en mi vida. Que maravilla poder decir esto…

Semana #5

Me dejo de palabras sensibles y mis gracias y os cuento como hemos pasado esta quinta semanita de rodaje…El paso de la noche al día para mí ha sido mortal, sobre todo al principio de la semana. Así me ha pasado, este fin de semana no he podido ni moverme.

Ha sido una semana intensa, con emociones, sonrisas, aplausos, bailes, lagrimas, golpes, gritos y repeticiones. Muchas repeticiones, este director es insaciable con la credibilidad y la realidad.

Día Rodaje #23 “Guateque”

Las dos primeras jornadas de la semana estuvo con nosotros “la experiencia” en esta historia de a cambio de nada. Sí, Antonia, la abuela de Dani. Y que os voy a contar que no os haya contado ya…Brilló ¡no!, lo siguiente.

Recuerdo, que cuando empezamos esta aventura os hablé del piso de la abuela. Pues volvimos, pero esta vez para asistir a una fiesta. En la fiesta estuvo Alicia, y ahora pensaréis: ¿Alicia?¿Pero quién ******* es Alicia? Me refiero a la vecina de Dario y Luismi nuestros protagonistas. Patricia Santos es la que ha construido este personaje. Muy bien, por cierto.

La fiesta de…fue emocionante seguido de todas las palabras que son sinónimas de esta. Ya la veréis. Sólo os digo que yo jamás había visto una fiesta de este tipo…Ni en la realidad, ni en la ficción.

La jornada la terminamos con una sorpresita que Dani le dio a Josu Inchaustegui, nuestro director de foto y un máquina, de verdad. Más adelante, en su día, podréis ver en imágenes lo que ocurrió…Solo os digo que si no llegamos a pararle antes de que él se fuera, no se hubiera enterado de lo que llevaba encima hasta que no hubiera cogido velocidad… Joder, es muy fácil como os lo he explicado ¿eh?

Día Rodaje #24 “La experiencia – Antonia Guzmán”

Me he permitido el lujo de titular a esta jornada “La experiencia – Antonia Guzmán”, porque esta mujer si quisiera, daba una lección al mundo. A nosotros, todo el equipo de la película, durante esta jornada nos la dio. Pero que muy bien además. Ahora entiendo porqué Dani ha escrito un personaje basado en su abuela e interpretado por ella misma. Vais a flipar como estamos flipando todos ¿No habéis tenido alguna vez la sensación esta de cuando estás viendo a una persona (sea actor, vendedor o ladrón) pero por encima de todo persona y no habéis querido que dejara de hablar o que dejara de hacer lo que estaba haciendo en ese momento? Pues esa sensación es con la que nos quedamos todo el equipo y en especial su nieto y director de la película este día. La gente no quería que terminara su secuencia de cómo lo estaba haciendo. Fue alucinante.

Claro está, como no podía ser de otra manera, cuando la abuela terminó, recibió un aplauso de casi cinco minutos por parte de todo el equipo. ¿Qué os parece? Una mujer de casi noventa y dos años haciendo su primera película. Yo, una vez más, me quedo sin palabras. Si de aquí no sale un peliculón no sé que va a ser de mí. Espero que esta película, el resultado, sea un éxito. Aunque hoy por hoy, os puedo asegurar que vivir este proceso ya lo está siendo.

Día Rodaje #25 “Como piojos en costura”

La tercera jornada la empezamos en el piso de la abuela para rodar una secuencia que no nos dio tiempo el día anterior. Solo os puedo decir que nuestros chicos y Alicia casi no se lo pasaron bien. Bueno, y no solo ellos, al final todo el equipo bailamos unas cuantas veces el temazo de “Yes sir, i can Boogie” de Baccara. Hacedme el favor de escucharlo y decidme si no se os empiezan a mover los hombros solos…Después de esto imaginaos a Luismi bailando…Vaya escena va a ser esa. Estoy segura.

El resto del día lo pasamos por el barrio de toda la vida del director Daniel Guzmán. Y más que en el barrio, en el piso de toda la vida donde pasó su infancia. Sus recuerdos. Es un piso enano y fue imposible que todo el equipo pudiéramos estar dentro. De hecho solo se permitió a una persona por departamento y yo me tuve que quedar rondando por el descansillo y en la calle. ¿Por qué creéis que rodamos aquí? ¿Que relación tiene este piso en la película? ¿El piso donde vive Dario, quizás? Valeeee.

Estuvo con nosotros Maria Miguel, la madre de Dario. No me dejan como siempre hablar de más. Solo os digo que la verdad que está cogiendo esta película con el gran reparto que ha conseguido reunir Dani va ha hacer que sea realmente auténtica y diferente. Alex, el encargado del camión de los eléctricos, que siempre llega el primero y se va el último, un gran chaval, me dijo que le gustaría que hubiera más cine en España. Y yo ahora, le contesto: No sé si habrá más cine en España pero os aseguro que esta película es diferente. Ojalá la suerte nos acompañe y esta historia llegue a mucha gente.

Día Rodaje #26 “Confía…”

Las dos jornadas siguientes de la quinta semana las pasamos rodando en el taller de Caralimpia. Personaje al que Felipe Garcia Vélez le ha dado vida. Este taller, en la vida real es del tío de Dani, hijo de Antonia, la abuela. Antes de empezar a rodar la película estuvimos un día, la fotógrafa Sofía y yo, para hacerle unas fotos a Caralimpia y no había casi por donde tocar. En su día, fue el primer taller del tío de Dani y ahora es el almacén de otro taller más nuevo. Pues si veis como estaba después de que el departamento de arte a cargo de Antón Laguna, un crack, pasara por allí, ¡no os lo creéis! Vaya currazo que se han vuelto a pegar. Una maravilla para la vista. Un viaje en el tiempo. Una vida entera en este sitio. Un sin palabras.

Sin palabras me quedé yo cuando a media tarde, me di cuenta de que había perdido el objeto que ha sido, es y será, el más importante para mí en este viaje. Ahora estaréis pensando, ¡buah! El móvil. Pues no, el móvil no, que también es importante, pero para otras cosas. Perdí mi cuaderno donde cada día escribo las cosas que mis ojos ven y mi cuerpo siente. Estas palabrejas que cada semana os hago llegar. Pues por un momento de casi una hora “de reloj” (expresión que el Señor B nos ha contagiado a todo el equipo) me sentí tan mal y triste que fui incapaz de no ponerme a llorar. Imaginaos…Todo el equipo preguntándome que qué me pasaba y yo con un disgusto terrible. Felipe me dijo, niña…No te preocupes, confía que seguro que aparece…Y menos mal. Después de remover Roma con Santiago, de mirar en las papeleras, de hacerme el recorrido desde el set al campamento y desde el campamento al set, hasta tres veces. Hasta el punto que el director tuvo que ayudarme a buscarlo viendo mi careto con lo que había pasado…Pues fue ir al camión de cámara, donde evidentemente había mirado y ¿a qué no sabéis que? Sí…Allí estaba, apoyado en una caja de baterías de cámara saludando a mi careto que se transformo justo en ese momento. Raro fue lo que pasó la verdad. Yo no suelo ser despistada y normalmente se muy bien donde dejo las cosas. Pero bueno, menos mal…Creo en el karma y en que el cabrón del Señor B, me lo quitó para hacer la gracia y ante mi disgusto y llorera lo volvió a dejar allí :)

Día Rodaje #27 “Stuart, el nuevo Pancho”

Al día siguiente, más taller de Caralimpia, con la diferencia de que las secuencias que rodamos este día hicieron que me volviera a emocionar. No lo digo por todas, ¿eh? Lo sé, algunos pensaréis que soy demasiado sensible. Es lo que hay.

Estuvo con nosotros Alex Barahona haciendo un cameillo. Es un buen colega de Dani y hacer de “secreta” no se le dio nada mal. Entre tanto, el pobre Miguel Herrán, Darío, el protagonista, se estuvo llevando como ocho y diez chuletones de parte de Caralimpia. A Felipe le daba ya hasta cosa soltarle la mano pero es que al resto del equipo nos pasaba lo mismo. Y el pobre Miguel diciendo: “No, no, si no pasa nada. No me importa…”

No sólo de “secreta” estuvo Alex. A Jota, nuestro atrezzista de rodaje le engañó Dani para que se pusiera el chaleco también. Y ni tan mal eh…Lo hizo chapó.

El resto de esta jornada se la quiero dedicar a Stuart, el perro de Antonio Bachiller que encarna a Tayshon, el perro de Luismi en la película…Stuart es increíble, no sólo hace lo que le mandas. A todo esto sin estar educado…Le dices, bebe agua durante la toma y lo hace. Es ponerle la cámara delante y el perro emite una tranquilidad y calma junto a su dueño que no es normal. Stuart va a triunfar. Seguro. Eso sí…cuando quiere es un cabroncete, si no se pasa la mayor parte del tiempo queriendo montarse a las piernas de medio equipo (a mi ya me ha catado) se lo pasa a dos patas de píe moviendo las de adelante como si quisiera echar a volar para que su dueño se acerque a él. Cómo son los animales…

Día Rodaje #28 “Sábado Morning”

El último día de la semana, sábado por la mañana, con un cansancio bastante general de todo el equipo (de hecho, yo no pude ir al rodaje porque tenía la espalda hecha una cuatro) se dedicó para repetir una secuencia con el camaracar porque Dani quería conseguir una cosa muy concreta de la interpretación de uno de los actores y no pudo ser por diferentes motivos y pidió repetirla. Ahora entiendo porqué su empeño. El actor, Felipe Vélez, estuvo brillante. Todos entendimos porqué se repitió. El resto de la jornada transcurrió sin más.

No quiero que esto acabe, solo nos queda esta semana, la sexta y última de rodaje y no sé que vendrá después. Siempre me ha gustado tener la sensación de no poder controlar ni saber lo que va a pasar pero esta vez no es así. Esta situación me produce mucha tristeza. Supongo que será porque es la primera vez en mi vida que tengo la oportunidad de vivir una experiencia así pero esa tristeza se convierte en ilusión, seguridad y emoción porque sé, que aunque no sea capaz de saberlo con certeza, con esta película va a ver un antes y un después. Y no me refiero solo a mi vida. Creo que esta película va a hacer reflexionar a todos los que tengan la oportunidad de verla.

En esta sociedad donde vivimos cada día más programados y sin tiempo para pararte, es necesario coger aire y sentirte por un instante.

Hasta el próximo lunes, esta vez, con ganas de que no llegue….

Leave a Reply